sábado, septiembre 23, 2017

EL TRIENIO LIBERAL (relato hoygan)

EL TRIENIO LIBERAL (otro inquietante RELATO HOYGAN que les dejará en suspenso,... sobre todo en ortografía).
* * *
La relación entre Guerardo y Grabiela no pasaba por sus mejores momentos. Cinco años de matrimonio, pero ella se declaró hastiada. Por fin dijo, tras una relación desabrida y sin vemensia:
-Miguel Gerardo, yo llegada a este punto quiero probar un trienio liberal.
Él C sintió soprendido, y en un principio recibió la notisia con cautela, pero luego analisó el abanico de posibilidades:
- ¿qué le parese la Lupe, esa que va con usted a Pilatos, que apenas es una teen de trensas, y se le forman unos hoyuelos al zonreír bien ricos y la pendejita he visto que me pone ojitos de corderita degollada, así con la pupila cuadrada?
-No. No quiero ese tipo de trienio. ¿hacaso me,considera una per vertida? Por supuesto, hablo de dos hombres a mi dispocisión...
A Miguel Gerardo se le cayeron los huevos al suelo.
-oh, que estropisio, se me ha caído la compra de la impreción, no ha quedado un huevo sano.... ¡Bandida! ¿Sabe que ese tipo de trienios los prohíbe la Iglesia, y la virgen María puede resultar vejada por dos afroamericanos brutos si lo llevásemos a calvo?
-Déjece de cuentos: nuestra relasión llega a un punto muerto, hemos probado todo sin resultado. Intento salvar nuestro martimonio al suherir eso. Así que busque a nuestro partener: alto, huapo, y sin evidenciar enfermedades, ¡o llamaré a mi primer novio, bien sabe que lo haré!.
-no, Grabiela, no sea cruel! ¡Me pondré manos a la obra, por el amor de Dios, no llame a Walterio!.
Walterio había sido la primera pareja de Gab: alto, argentino, irrecistible, provocó el despertar sexual de la muchacha. Amante fogozo, insuperable, algunos de los orgasmos de la joven fueron tan intenzos que provocaron alteraciones en el campo geomagnético, según registraron por entonses científicos brasileños. No en vano Walterio era ingeniero psicoanalista y medallista olímpico , oro en sexo hetereo en Disney y Atenas. Aquella relación se había rroto porque ella no podía seguir al bolcán bonaerence. No existían por aquel entonces cremas íntimas lo sufisientemente lubricantes. La ciencia de los polímeros es de lento desarrollo desde los años 70 para acá. Cea como fuere, Miguel Gerardo no podía competir con aquel campeón del amor. Sería como si hubiece peliado un simple mortal contra el mismísimo dios Apolo XIII.
Gerardo se puso a buscar. No quería perder a su espoza. La amaba sinceramente. Por eso era muy doloroso tener que buscar a un antagonista, una hipotenusa más del triangulo amoroso. Pensó en un compañero de oficina suyo, Arnoldo Sánchez, pero algo le hiso sospechar que en la partida multijugador que se avesinaba, aquel tipo no querría formar parte del equipo asul, y haría de la arena un campo de batalla sin aliados. Descartó a Arnoldo, con un escalofrío.
También penzó en lupita, la adolecente de las trenzas, que convenientemente disfrazada de hombre... No. Estaba sin ideas.
Por aquel entonces se pasó a visitar a un amigo fízico nucliar con el que mantenía una partida de ajedrez por correspondensia desde hacía años , un tipo que se paresía a jeff goldblun y que vivía en un lovet del centro.
Como tenía cierta confianza con él, le expuso el problema.
-ya deje de llorar nomás - dijo el sabio- pues tengo la solución para usted. ¿ha pensado en hacer el trienio siendo usted dos incógnitas de la ecuación? , su amada esposa podría ser un sánwich con dos panes iguales, por lo que técnicamente no habría pecado ni nada que le incomodase a usted.
-creo que no le cigo.
-hablo de la duplicación cuántica, por cupuesto. ¿ha oído usted hablar de la paradoja de Téslar?
-ya sabe que soy conductor de Yúber y...
- una partícula cargada positivamente se va a la Luna. Su hermana pequeña se queda en la Tierra. Se produse un ataque alienígena y ambas mueren, pero una de ellas continuará pulsando durante cierto tiempo y ninguno de los gemelos ciegos de la caja podrá saber cuál de las dos partículas era, ¿comprende ahora?
-no... Yo...
-¡en realidad son las dos!
-¡ah...!
-no ponga esa cara. Introdúzcase en esta cabina ciega, escaniaré su estructura molezular en unos 5 minutos mediante destellos protónicos, luego una copia exacta a usted saldrá por aquella otra cabina de allí, y podrán los dos felices ir a darle a su esposa todo lo que se merece, y un poco más. ¿Cómo lo ve?
-oh, eso sí lo he entendido, suena bien!! Hágalo!! Serà mi clon. No creo que la Iglesia tenga nada contra el sexo de ese tipo, y mi mujer estará doblemente contenta!!
-para que usted no reciba impresión sipcológica desagradable al ver su copia exacta, le pondré un pazamontañas a su copia, ¿qué le parece?
-oh, piensa usted en todo, profesor...
-y luego de hacer sexo con ella, regresen ambos aquí... Pero usted regrese un poco más tarde , porque al primero que venga ¡lo acecinaré!
-oh !! Por qué así?
-es una copia, un sobrante , por motivos de leyes fundamentales, no pueden mantenerse en la misma época ambas durante mucho tiempo ... Lo ahogaré en aquel tanque transparente de allí, lo ve?
-está bien... Zupongo. Llegaré un poco más tarde que mi primo para no rezultar asesinado por un sabio cabrón... Perdón.
-no pasa nada. Ahora, a la cabina.
Todo se hizo conforme al profesor Haussen dijo. Cinco minutos de espera en la primera cabina sufriendo segadores parpadeos. El clon cuántico de Miguel Gerardo saliendo de la segunda cabina convenientemente embozado. Una carta del profesor:
"He tenido que irme por una emergencia sientífica. He comprobado que su clon no tiene capacidad de habla, aunque puede escuchar y en lo demás es igualico a usted. Ahora vayan con su esposa. Por razones teóricas, le sugiero que deje al clon el ánodo de su esposa mientras usted puede estimular el cátodo"
Y fueron ambos a la casa de Gerardo Miguel. Este fue contando al clon que utilizarían profilaccis en las relaciones , para que su esposa nos e quedase embarazada y dieran lugar a una paradoja, pues de suceder eso ¡ambos serían los padres de sí mismos!.
Gab se puso bien contenta con aquello. Cuando los tres estuvieron desnudos y con juegos preliminares, Miguel Gerardo no pudo menos que admirarse de los misterios de la psique : la baja autoestima es un espejo sucio que refleja mal a uno mismo. Su clon , fiel reflejo suyo libre de filtros perceptivos negativos, poseía un cuerpo musculozo y sano. Incluso su pene se veía más grande y con dos eróticas venas en forma de F que Guerardo era incapás de apreciar en el suyo, tan apocado y violàceo. En la nalga derecha del clon se veía un tatto: "¡Hasta la victoria siempre!", que Gerardo no recordaba haberse hecho... Pero quién sabe...
¡Lo importante es lo que disfrutaba Gab!. No recordaba haberla oído gritar así desde que se diera aquel tremendo golpe en la espinilla haciendo patinaje .
Miguel Gerardo en cambio no disfrutaba nada y se sentía violentado... Recordó el testimonio de su padre sobre el sismo del D.F. en el 86: "la viga maestra bajo la que me refugié se meneaba tanto, que me golpeaba sin compación, me dejó el cuerpo todo magullado y lleno de cardenales". Así se sentía Miguel Gerardo, todo magullado y golpeado por la impetuiosidad de su otro yo...
Tras un par de horas de desigual placer, el paralelepípedo amorozo se deshizo... Miguel Gerardo llevó a su clown- quien no se había quitado el pasamontañas en ningún momento- al laboratorio del doctor, pero buscò una disculpa -dijo que tenía que buscar parqueamiento- para llegar más tarde.
Mientras aparcaba su carro, no pudo evitar sentirse culpable: arriba estaban asesinando a su otro yo. Creyó percibir el sentimiento de alarma y dolor que disen que sienten los gemelos cuando uno de los dos prueba un kebab.
Cuando subió al loft de su amigo, encontró a este tirado en un sofá, terriblemente cansado: su emergencia médica había sido de aúpa, no había parado de recomponer moléculas hasta ahora en uno de los laboratorios de la UNAM.
Miguel Gerardo se acercó al tanque de agua donde se podía ver un cuerpo flotando dentro. Sus tripas se contrajeron al mirar: el infeliz que estaba dentro mantenía puesto el mismo pasamontañas, pero su cuerpo había cambiado y perdido entidad. Ahora era simplemente una cosa inerte. Lo que hace nada estaba vivo y disfrutando de plaseres, paresía ahora un muñeco sin alma, un delgado y pálido maniquí.

miércoles, agosto 02, 2017

ocho alcaldes en busca de monitor

Tó empezó porque en Argandilla pusieron una escuela de música, y a los dos meses en Hinojosa de Los Caños, van y abren una cineteca pa la mocedad, que es como un cine pero del Ayuntamiento. Y dije yo: "hay que hacer algo u nos quedamos atrás"
Y a mi mujer le gusta eso del teatro, de cuando lo echaban en televisión hace la tira de años: lina morgan, quique camoiras, juanito navarro... Y me dice: "ea! Qué te aparece una escuela de teatro pa la juventú de Badalona de este pueblo? Qué bonico que aprendan papeles y hagan tres o cuatro obras al año. Una, pa Nochebuena, otra pal Corpus, otra pa las fiestas del pueblo..."
Me convenció, y en el pleno monicipal aprobamos arrecondicionar un local que hizo de granero mancomunitario allá cuando Prim tocaba la corneta, y adecentamos un escenario y unos asientos que no hubo más que hablar. 8000 erios de broma, que paece que no, pero pa un municipio pequeño como este...
Inauguramos en una cena, vino la televisión autonómica. Vino esa presentadora tan maja que paece salida del jóliwu... O de más allá. La llamé guapa y reguapa varias veces, que estaba pa comerla a besos sin empujar con pan ni nada, la dije . Mi mujer salió más hermosa con un vestido que le compré, que quitaba el sentido. Hasta lentejuelas le puso. Y eso que tenía sus dudas cuando lo estàbamos comprando:
-Ambrosio,,si me compro el de lantejuélidas, ¿no reflejarán los focos en ellas y daré mala imagen en la televisión? Acuérdate aue van a grabar por la noche, y esas cámaras traen unas focos que ríete tú del farolo gordo de la Plaza la Fuente...
-pon lentejuelas, mujer, que hoy tienen filtros y càmaras muy modernas para que no haya brillos. Y si tienes que brillar , brilla y deslumbra a toda la provincia y a España entera!! ¿qué vale el de lentejuelas, 200 euros màs? Pues con más razón, llevas ése y no se hable màs. Me da la gana a mí que luzcas como la señora que eres. Punto pelota.
Un éxito pal pueblo la nauguración. Pero luego, qué? Metimos allí a los chavales en el local a que lo pasaran bien y aprendieran ... Pero no hacían nà más que jugar a las cartas y a los pokemon, y beber cocacolas y comer pipas. Yo les dije el discurso de: "queréis conseguir la fama, pero la fama cuesta" , pero ni puto caso me hicieron.
Otra vez mi mujer, que si no fuera por ella yo no sería nada:
-convoca una plaza de profesor de teatro, y que les dé clase 2 horas al día, a los pequeños y a los grandes. Dile que haga obras de teatro que estén a bien con tu partido, que él sabrà cuáles son, y hala.
Y eso se hizo. Vino un muchacho joven, que estaba muy preparao. Tenía una carrera de no me acuerdo qué, y luego la de una Escuela de Arte Dramàtico. Y poco le pagamos, que estaba sólo un par de horas al día, y estuvo conforme.
Pero ya empezó a calentarme los cascos casi desde el primer día.
Pa empezar dándoselas de listo: que si Lope, que si Calderón, que si Valle, que si Chéspir, que si Molier... Y luego que fue mi mujer a hablar con él pa que pusiera a nuestra nieta de princesa, que para eso se le colocó donde se le colocó y se le dieron facilidades. Y a mi nieta ya llevaba ella el disfraz de princesa comprada, que el muerto hambre ese no tiene que comprarle nada.
Pues que no, con sus dos cojones dice el señorito universitario que no, que era una obra fácil, el Enfermo de Presión, de Molier creo que dijo, una comedia, y que no había princesas... Y vino mi mujer llorando. Y tuve que ir yo allá y ya le di unas voces y lo llamé muerto de hambre, y si no había princesa, ponía él una princesa en la obra por mis cojones, para que mi nieta -que es un àngel- pudiera lucir el disfraz de 350 euros de princesa japonesa de un videojuego que le gusta a ella mucho, con la varita que hubo que comprarla aparte...
Me ve bastante sulfurao, se acojona el señorito wue ni media hostia tiene, y me dice que mirará de ponerla de asistenta del doctor y promete que el traje de princesa se verá bien en la obra. Como esto es lo que quiere mi nieta, me callo y me siento a verle un poco entrenar a los chicos.
No hacen flexiones ni los lleva a correr ni nada, ni gimnasia en el sitio. Sòlo es repetir frases pegando voces. Le digo que mi nieta no la obligue a pegar esos chillidos , que no la quiero que coja faringitis. Me dice que muy bien. Es un blando. Lo tengo en un puño, como suele decirse.
Pero entonces están entrenando , y le dice al que hace de enfermo, que estaba allí echado en una cama de decorao: "ahora es cuando te incorporas , rompes la cuarta pared, y dices el chiste que ensayamos antes".
Entonces me levanto del asiento, llamo al chico del Manolo y la Prudencia, que es el que hace de enfermo, y le digo en voz muy alta pa que me oiga el "figura", que allí de romper paredes nada, que aquel local había costao 8000 euros el rehabilitarlo más casi 300 que se pagan de seguro, y que está todo como unos chorros de limpio y de nuevo. Le digo pa acabar, en voz muy alta como hacen ellos, que el que rompa allí algo le rompo yo la cabeza. Y punto pelota.
Y me fui y no quise volver a los entrenamientos ni nada hasta el estreno, porque a ese bachiller de hablares finos no lo trago y me lo tengo aquí atravesao en el pescuezo como una espina de pescao. Por eso, cuando está el teatro hasta los topes, con el pueblo entero allí, y yo en primera fila con mi esposa pa ver a nuestra nieta lucir loca de contenta su disfraz comprao en el japón por internez; por eso cuando me viene el míster con esa sonrisa de bobo asustao, tó nervioso, y me va a estrechar la mano y me dice:
-hoy...hoy es el gran día, ¡mucha mierda, señor alcalde!
La puñá que le di en toa la cara y la patá que le di donde no tenía que dársela fueron pa verlas y contarlas a los nietos. ¡Pa mierda la que habrá en casa del señoritingo muerto hambre ese!

Flípter Monagut

Flípter Monagut. --> llegó al mundo de forma aparatosa. En el Hospital estrenaban un aparato nuevo, unos fórceps automatizados, y el obstetra no estaba muy ducho ( deprimido, no se bañaba desde que lo había dejado su mujer). El caso es que los fórceps provocaron en Flípter una lesión en las zonas "parientales" de su cráneo. Y eso hizo que no pudiera reconocer nunca a sus parientes. Y como creció siendo un muchacho bondadoso, cada vez que un gitanillo le decía: "ay, payo, dame un leuro", Flípter se lo daba, porque pensaba que podía ser primo suyo o hermano, o cuñado segundo por parte de madre.
Así que siempre tuvo poco o ningún dinero en el bolsillo por este motivo, y siempre intentó colarse en bodas y parrilladas ajenas porque pensaba que podían ser de familiares suyos. Su generosidad y cercanía con todos no se vio recompensada, más bien al contrario: sinsabores, palos, estafas, bancarrotas. Murió a la edad de 67 años , en 1989, de una paliza de los guardaespaldas-amantes de Madonna, al confundirla con una sobrina suya y acercarse a saludarla y darle dos besos.
Hay una estatua en su honor en las Ramblas de Barcelona. "Al pariente desconocido", reza en el pie. El escultor, mal artista, le puso un paquete desproporcionado . se cuenta que los turistas extranjeros le frotan el paquete a la estatua antes de irse de prostitutas locales, por la superstición de que así la fuerza les acompañará. El hecho es que está toda la estatua oxidada en verde y llena de cagadas del palomo, menos el paquete que reluce como el pomo del cuarto de la tele.

¿cu-heces o enriqu-heces?

-doctor, mis heces salen suculentas, y en forma de plato de la alta cuisine, bien presentado y demás. Qué me pasa?
-eso es bien raro... ¿padece algún tipo de enfermedad mental?
-no, se lo aseguro. Sólo estoy preocupado por esta rareza de mis tripas.
-está bien. Deponga (su actitud) en este pequeño recipiente de plástico mañana en ayunas y tràigalo a la consulta, para examinarlo en el laboratorio.
DOS DÍAS DESPUÉS.
- Y bien, doctor, ¿tiene ya los resultados? ¿tengo cáncer de hígado o algo peor, verdad?
-no, mire, el análisis de los "boletus con langostinos à la caramel" que usted afirma que son sus heces, ha sido poco concluyente. Ahí le van cinco tuppers más voluminosos para que evacúe (la población) en ellos.
-pero oiga, que cada tupper trae escrito un día de la semana: desde el "lunes", hasta el "viernes".
-sí, es que sábado y domingo suelo comer fuera. Usted hágalo, y congele cada tupper y me los trae todos cuando los tenga, no vaya a ser grave eso que tiene, eh!
"Se apareció la Virgen en medio de la ciudad, en lo alto del cielo. Su silueta, recortada por los edificios más altos, era inmensa y formada por una deleitosa luz muy blanca, de la palidez de los rayos que rasgan las nubes tras una larga lluvia otoñal.
Una señora a mi lado hincó las rodillas en el suelo (con tanta violencia que pude oír un 'croc' saliendo de una de ellas). Mientras lloraba, mirando embobada el cielo , se puso a recitar una Salve.
Entonces los ojos del ser que se alzaba sobre la ciudad se volvieron rojos; y su gesto, furibundo. Llamas gigantescas comenzaron a brotar de puntos distantes de la ciudad como por ensalmo. Parecían gigantescas explosiones de napalm. El fuego devoraba barrios enteros.
Desde entonces todo fue caos, destrucción, y muerte."

Ese testimonio corresponde a Madrid, pero la Virgen o el Niño Jesús han asolado también la ciudad de México, Buenos Aires, París, Roma. Shiva ha destruido Nueva Delhi. un gigantesco Mahoma ha "coventrizado" Abu Dhabi . el Yahvé más justiciero ha destrozado las principales ciudades de EEUU. ¿Cómo responder, cómo defenderse de estos ataques? La Comunidad Internacional dice que es imposible defenderse del Castigo Divino. El Secretario General de la O.N.U. ha pedido hacer plegarias a toda la población mundial, según la religión de cada cual. "Tenemos que volver a ponernos en comunión con lo sagrado. Hemos olvidado los valores del respeto a la pureza de las creencias", afirmó.
A última hora de la tarde de ayer, un astrónomo del IAC , se puso en contacto con nuestro periódico para referirnos que en su opinión el Castigo Divino ha sido una gran idea, que ningún país de la Tierra respondería así al ataque. Dicho astrónomo acompañó de archivos su correo electrónico. Uno de los cometas que en su largo curso por el Sistema Solar están pasando cerca de la Tierra tiene una masa ligeramente mayor de la esperada , dados su volumen y composición. "El modesto cometa ha sido el caballo de Troya, se acompañan datos que refuerzan mi tesis; detrás de él , ocultándose a nuestra vista, encontrarán los monstruos que se disfrazan de dioses" , escribió.
" Nos sentaron cerca de un acuario en el que cinco o seis langostas y algún buey de mar esperaban, adormecidas por la escasez de oxígeno de la viciada agua, el momento en que algún comensal demandase se hiciera efectiva la pena de muerte a la que habían sido condenados, sin más delito que el de resultar suculentos para nuestra especie primate.
>> los ojos de mi acompañante tornáronse un poco más tristes cuando me señaló la situación de aquellos no pequeños crustáceos. Formaron sus labios un tierno puchero, y con voz casi de niña dijo:
-¿ no te dan pena?
-Ciertamente -dije-, y si esos feos bichos acarician la fibra de nuestros nervios es por analogía, por cercanía con nuestra situación. No, no pongas esa cara de extrañeza. ¿no vivimos nosotros dentro de los límites de un paralelepípedo como ése, dentro de un espacio y un tiempo que nos limita y no podemos traspasar y de la que no salimos sino para morir? Más aun: ¿no hay también una pecera similar que limita igualmente el esfuerzo intelectual del individuo y nuestra imaginación, siempre finita?
>> Ella arguyó el manido tópico verniano de la humana imaginación, sin límites ni fronteras. Pero pronto callamos ambos. El camarero llegó y nos sirvió el primer plato.
Se trataba de una excelente sopa de marisco."
Trifón Cármenes (1851- 1928) , Cuentos de la Estrella Errante (1923)

EL AMULETO

-Papá, tengo recital de piano, y creo que no voy a ser capaz de salir delante de toda esa gente. Simplemente no puedo.
-¿cómo no vas a poder, niña? ¡Si tocas como los ángeles!
-sí, pero estarà tooodo el instituto, papá. Fracasaré. Meteré la pata. Lo sé. No hay remedio. ¡Las manos se me volverán de mármol y martillaré las teclas como una foca que aplaude y todo el mundo se pensará que soy tonta! Se me caerá la partitura, o me olvidaré de todo lo que sé, o me tropezarán los tacones al ir a sentarme, de los nervios... Haré el "ridi" como una estrella de cine mudo que mete la pata en todo y tropieza con todo, ¡sabes que me pasa cuando me pongo muy nerviosa!...
-¡vaya, vaya!. Un caso grave de inseguridad adolescente... Ante situaciones desesperadas, medidas desesperadas. Te diré lo que vas a hacer. -el padre fue a la estantería, apartó dos o tres libros y de un oculto hueco sacó un ovalado paquetito envuelto en papel color cartón, como el que usan en las ferreterías, y atado con dos cuerdecitas cruzadas-. Vas a llevar contigo este paquete. Te dará confianza en ti misma. A mí me ha funcionado siempre. Pero no se te ocurra desenvolverlo, ¿ok? Si lo haces, perderá su poder...
-gracias, papá! -dijo la adolescente entrando en el juego, abrazando a su progenitor y dándole un beso- ¡qué bueno eres! Con tu regalo me irá mejor.
* * *
El recital fue un éxito. la joven se atrevió incluso con la pieza más difícil de su repertorio, y su ejecución fue admirable en todo momento. Encandiló a alumnos y a profesores.
Cuando volvió a casa, dijo a su padre:
-todo ha ido fenomenal. Fui la más aplaudida. Más que el grupo de rock de último curso, ¿puedes creerlo? Una pena que mamá y tú no hayáis podido ir... Y , ¿sabes? Tengo la sensación de que he podido hacerlo gracias a ese paquetito que me prestaste... Pero no soy ninguna tonta. Supongo que ahora lo abriré y me encontraré dentro una fruslería, algo sin importancia, y eso significará que todo lo he hecho yo con mi autoconfianza...
-eso es ... Ahora devuélveme el paquete, y mejor no lo abras...
-me pica la curiosidad, ¿en serio no puedo abrirlo?
-no, devuélvemelo...
-¿qué es? ¿me dirás lo que es al menos?
-es un... Bueno, un regalo de un jeque jordano... Antes de conocer a tu madre, ya sabes que estuve en aquel país unos meses ayudándoles con una autovía. La historia ya te la sabes... uno de los niños del jeque se golpeó la cabeza y yo le di los primeros auxilios... El poderoso señor quedó agradecido y me dió eso. Es una figurita de arcilla, sin más.
-jo, quiero verlo.
-no. es bastante feo, déjalo así.
-¿y qué representa la figura?
- Se trata de un dios menor mesopotámico, muy antiguo. Su influencia no es muy poderosa, pero ayuda en los pequeños asuntos humanos. Pero, qué más da..., ¿Has conseguido lo que querías, no?.
-sí, ojalá mamá y tú hubierais estado allí, y no os hubiera surgido ese compromiso de última hora.
-qué se le va a hacer, pequeña. En Navidad sí que te veremos. Prometido.
* * *
Pocas cosas pueden acicatear tanto la conducta humana, curiosa por naturaleza, como el afán de resolver un enigma, por pequeño que sea. ¿ qué había en el misterioso paquete? Lucía daba vueltas y vueltas en la cama. Eran casi las 3 A.M. y aquella noche aún no había podido dormir un sueño, ni aunque fuera uno nervioso y ligero.
Bajó en pijama a la cocina. Al pasar por el espejo del pasillo una joven despeinada la miró con malhumorada y ojerosa cara. Una vez en la cocina se sirvió un vaso de leche y 4 galletas de chocolate. Con gran método, las fue mojando en la leche y comiendo despacito. El gentil príncipe de la caja de galletas le hizo pensar en el príncipe que tal vez se escondía en el paquete envuelto en papel y cuerda.
-Al diablo con todo- dijo.
Se levantó y fue al salón. Apartó los libros que antes había apartado su padre ( "qué casualidad -pensó- son los dos libros más aburridos de la casa, los que no se me ocurriría ojear ni sonámbula: uno es el Discurso sobre la Ley agraria, de Jovellanos; y el otro es un voluminoso estudio comparativo sobre las Constituciones hispanas del siglo XIX, publicado por la Universidad de Oviedo.")
Se puso de puntillas y alcanzó un envoltorio... Pero no era el paquete... Era simplemente un papel envuelto, doblado un par de veces sobre sí mismo. Era una carta manuscrita por su padre. Decía así:
"Mi preciosa Lucía:
Sabía que volverías a por el paquete y querrías desenvolverlo. Lo he cambiado de sitio y puesto a buen recaudo. No podrás por tanto, encontrarlo. Deja de buscarlo, pues te disgustaría el encontrarlo. Es una figura muy, muy fea, créeme. Y no es de arcilla como te dije, sino de otro material más inquietante. Creo que es algo más que un amuleto, y es (quiero decir, fue) verdaderamente un pequeño dios doméstico que acaso favoreció a algún rey babilónico. Tú has visto que funciona... El insomnio que con toda seguridad hoy padeces no es sino fascinación por el prodigio que sospechas real. Pero déjalo ahí. Funciona, pero no lo comprendemos. Es un dios pequeño y que atiende a plegarias humanas..., pero es un dios. Sus motivaciones no son las nuestras. He sido ayudado por él en tres ocasiones, pero supongo que lo que llamamos azar no puede domeñarse con facilidad... Y creo que para el dios tú ganas lo que otros pierden... Te vi desesperada , y te ayudé. Y si nos vemos perjudicados en el futuro por una desgracia o una enfermedad, quizá podamos acudir a él de nuevo.... Pero no hay que molestarlo más. Olvida este asunto y duérmete. Llévate el libro de Jovellanos que acabas de apartar y verás qué pronto te duermes."
Lucía estaba asombrada -asustada más bien- de lo que había leído. Su padre la embromaba. Le gastaba la broma más ingeniosa y elaborada que alguien podría gastarle nunca. Eso era . Eso tenía que ser.
Volvió a la cama. Y aunque las galletas Príncipe con el vaso de leche suelen ser en ella un remedio sedante infalible (incluso si una ha consumido varias tazas de café para estudiar media noche para un examen), tardó mucho en dormirse. No lo hizo hasta que faltaba muy poco para que sonase el despertador.
En aquella madrugada de insomnio que sucedió al recital, pensó en cosas extrañas. Cosas que durante el día no tendrían solidez ni sentido, o que olvidaría sin más.
Pensó que sus padres no habían ido a verla al recital no por ningún pésame ineludible de última hora, sino por otro motivo que con su imaginación intentaba aprehender.
Pensó en una conversación de whatsapp con una amiga suya: el padre de Pelayo, el chico que le gustaba a esa amiga y que era el guitarrista de la banda de rock que había actuado después de ella, se había sentido bastante indispuesto durante el recital... Una arritmia o una taquicardia o algo así. Había tenido que ir por urgencias, y estaba pasando la noche en el hospital. A la mañana le darían el alta.
Y pensó también en las preguntas indiscretas -medio en broma- de los amigos de la familia, sobre cómo un tipo tan bajito y poca cosa como era su padre había conseguido enamorar al "bellezón" que era su madre.
Por último, y justo antes de caer el velo del sueño, pensó cómo sería la forma de la figura. E imaginó un pequeño ser de cara maligna y lujuriosa, negro como el carbón, arrugado. "-¿De piel de cocodrilo envejecida por el paso de los años? -no, es algo más terrible... -¡Madre mía! ¿ estaba hecho entonces aquel ser de piel humana? -¡ojalá fuera eso, Lucía, pero es mucho más terrible! No sigas suponiendo... -Oh, ya sé qué piel es... He dado con el secreto: en realidad ÉL mismo me lo está susurrando... No, no quiere hacernos daño, será bueno con nuestra familia, pues le caemos bien, aunque no lo sea con los extraños... El ser me susurra... Que es su propia piel, pues es un dios -un pequeño dios- y que ESTÁ VIVO, aunque tarde decenas de años en moverse y semanas en latir su corazón, está vivo. Dice que me duerma tranquilamente pues vela por mí, y lo hará siempre."

Octavia Alacrán

La primera vez que descubrí que las rosas tienen espinas fue en mi adolescencia, cuando fui a besar a aquella chica , Octavia, y me clavó su aguijón de escorpión.
¡Por eso llevaba siempre faldas tan amplias y que llegaban al suelo, para cubrir sus 8 patitas y su aguijón! Por eso en el pueblo llamaban a su familia "los Alacranes", y no por maldades que hubieran hecho cuando la Guerra Civil. Por eso se asustaba tanto Octavia cuando la profesora decía en clase "¿qué hacéis, mirar las musarañas?" ¡las musarañas, depredadores de los alacranes, le daban miedo!.
Estuve malo durante días, con fiebre alta, sin poder moverme de la cama, como si me hubiese dado una gripe terrible... El médico decía a mi madre: "¿ha comido el niño algo en mal estado? ¿se habrá tomado accidentalmente algún medicamento? ¿le habrá picado una víbora o mordido cualquier otro animal?"
Yo a todo decía pesaroso y triste desde la cama, que no. Ni por un mundo hubiera desvelado el secreto de Octavia, que bastante tenía la pobre con ser mitad niña, mitad escorpiona. además, yo había tenido la culpa.
Al cuarto día ya me encontraba mejor; como tenía poca fiebre, mi madre me dejó levantarme de la cama y estar en el salón, entre mantas, viendo la tele. Por la tarde dijo, tras contestar al timbre de abajo:
-está ahí la niña de los Alacranes, que viene a traerte los deberes.
Y al minuto llegó Octavia, con aquel caminar raro suyo (movía los brazos simulando el paso humano, y para imitar el sonido del zapato , me imaginé que golpeaba con dos de las patas de cada lado, con la última articulación doblada para que se acoplase con el suelo, como el calzado. De ahí el ruido de taconeo... Parecían tacones, pero ahora que sabía el secreto, me daba cuenta de que eran taconazos de un tenue eco quitinoso y desagradable).
-¿vienes a...? ¿Vienes a...? - "a matarme", no acertaba a decir.
-vengo a traerte los deberes. Dimos estas lecciones, te las he pasado a limpio... Los de mates, aquí los enunciados, y en las hojas amarillas las soluciones.
-Gra.. Gracias.
Tan azorado como estaba yo por la debilidad de mi "gripe" y por mi miedo que no había reparado en el azoramiento de ella: la pobre estaba colorada de pura vergüenza, como si su madre la hubiera pillado fumando o haciendo cualquier otra picardía.
-¿te encuentras mejor? -acertó a decirme.
-sí, sí... No es nada... Una gripe fuera de temporada.. El médico dice que son entonces peores...
-y el...? ¿La punzada del brazo?
-oh, ni se ve ya... Un alfileretazo apenas... Se confunde con una espinilla, como tantas que tengo.
-yo... Yo... Lo siento... Yo...
Comprobé que mi madre estaba lejos, en la cocina, e interrumpiendo a la niña, le dije en voz baja:
-¿por qué eres medio escorpiona, Octavia?
- por... cosas de familia. Mi abuela también lo era. Y la suya. Entonces era más fácil ocultarlo, porque las mujeres vestían siempre más ropa... Yo quiero aprender mucho, e ir a la universidad, aprender el método científico y averiguar por qué soy lo que soy. Eso haré. ¿Has dicho a alguien que te piqué?
-no... Bien merecido que lo tenía, ¿no?
-eres bueno. Si mañana no vas a clase, vendré a traerte más deberes, ¿te parece bien?
-sí, sí... Perdona, octavia, me caigo de sueño. Y es que me da la modorra tan rara de esta gripe... Necesito dormir un par de horas , y tendré pesadillas, sueños rarísimos. Es así.
-jooo, lo siento - creo que dijo ella: porque antes de tres segundos yo ya estaba más que dormido.

jueves, junio 22, 2017

10 prospecciones de futuro

"10 prospecciones de futuro" (artículo extraído de la revista de divulgación científica El Inqueridor Mexicano, y en el que se predice en base al conocimiento actual cómo será la vida en la Tierra en 2117 ).
1 - la población se mantendrá joven gracias a la baba de caracol. --> la tecnología de las babas de caracol, el descubrimiento más importante de América Latina y que sigue asombrando al mundo, traerá un futuro en el que los seres humanos no aparentarán tener más de 25 años. Cuando se alcance dicha edad, subirán flotando hasta un láser en el que morirán exterminados.
2.- los senos de las mujeres serán perfectamente movibles y retráctiles. --> Celio Buendía, profezor del Instituto Mexicano de Estudios Sénicos e Incestuales, nos explica que en el mañana las mujeres jóvenes podrán mover sus cenos a voluntad , botarlos en el sentido que quieran, e incluso ayudarse con ellos para resolver las tareas domésticas. Se logrará gracias a la electroestimulación del músculo senoidal y a un pequeño implante con un chip decisorio autónomo. Es una de las razones por las que se prevee que las mujeres llegarán a ser superiores al varón." Los pechos -explica Buendía- podrán incluso intercambiar información uno con el otro, estableciendo una comunicación a través de los pezones por radiotelegafría. Las mujeres los moverán al pasearse por la calle en pequeños botes sincrónicos, para captar la atención de varones y de mujeres feministas"
3. El cambio de ropa interior será menos frecuente. --> si el lector considera como nosotros un engorro el tener que cambiarse los boxers una vez a la semana, olvídese. Norman Gregunt, del Instituto de Técnicas Indolentes de la universidad de Ayogua, adelanta que el metabolismo del ser humano será más lento, así que nuestras secrecciones también lo serán, eso significa menos malos olores y manchas orgánicas en el algodón. La metafísica y el psicoanálisis parecen conducir al mismo punto en la prospección. El peoblema de los espárragos estará aún lejos de solucionarse.
4. Se descubrirán nuevas vías sexuales. ---> esto nos parece difícil de imahinar. Pero, ¿se imaginaba hace sólo unas décadas, en los años 70, que se podría practicar sexo de forma tan variada y pecaminoza como ahora? No, el sexo era rudimentario y estaba por inventar. Físicos y Fisiólogos del sexo inventarán nuevos placeres para beneficio de la especie humana. Las modernas visiones y mentes abiertas de los doctores psicoanalíticos consultados coinciden en ello.
5. El pollo sabrá a jamón, y el jamón a pollo. --> no se admire tanto: ya ha ocurrido con anterioridad. Los valores cognitivos del cerebro rotan cada 10.000 años, debido al cambio de orientación de ciertos circuitos cerebrales . se calcula que la próxima rotación está a punto de producirse. Su tararanieto disfrutará tanto como usted de la comida, pero él llamará pollo al jamón y viceverza. No se asombre. Al fin y al calvo, como ya dijera Stephen King "todo es del color del cristal conque semira".
6. No será delito la relación homosexual. --> en algunos Estados de méxico habrá cambiado tanto la moral respecto a la actual, que el hecho de que dos o más hombres mantengan una relación amoroza, ya no implicará la muerte en la hoguera y el desmembramiento del cadáver para advertir al turista. Simplemente será socialmente repudiado pero sin (apenas) violencia. Las relaciones feministas (sexo entre dos mujeres) aún tardarán 200 años más en ser admitidas.
7. La gente que se muera con antelación, podrá volver a la vida. --> imagine la situación: quiere asistir a la boda de su hija o a la graduación de su hijo, pero un atracador le asesina en plena calle para robarle el paquete de kleenex y ya no puede ir. Nada más habitual. En el futuro las técnicas vudúicas estarán tan avanzadas qur el chamán del pueblo podrá levantarle de entre los muertos y usted acudir al evento. Eso sí, llévece varios paquetes de kleenex para no babear demasiado durante la ceremonia: se ha demostrado que la inteligencia tras volver de la muerte equivale a la de un lobotomizado, o a la de un profesor de Enseñanza Obligatoria en nuestro país.
8. Los aliens paracitarán algunos cuerpos. --> la relación será cordial y mutualista, pero algunos varones serán parasitados por aliens. Escogerán aquella parte de nuestro cuerpo llena de tejido cerebral y bien irrigada por enormes arterias: el pene. El aspecto de dicho órgano parasitado será el de un glande con vivos colores ondulantes y pulsantes , un arcoiris de irregulares ondas no-lineales que entusiasmará a las hembras humanas, que decearán poseerlo para degustar su sabor a gominola. La relación es mutualista porque el varón humano se ve beneficiado al seducir a un mayor número de hembras, y estas propagarán al parácito, así que éste también resulta profiterado.
9. Los seres humanos contaremos mejor. --> quizá el exceso de azúcar y alcohol, quizá un sistema educativo poco provechoso, el caso es que parece bastante cierto que los seres humanos no contamos bien. Michael Syndrome, del Rincón para Estudios Ufológicos y Chákricos de la Universidad de Aconcagua, nos explica que "dentro de justamente cien años , es decir en el aproximadsmente 2300, sabremos contar tan bien que no tendremos falta de utilizar las manos. Los implantes cerebrales nos permitirán hacer esas maravillas y otras, como representarnos senos en la imaginación a alta definición y con gran calidad. 4K o superior."

martes, junio 20, 2017

(cuento que no se me ocurrió título)

El glorioso Mitrídates, rey fuerte y magnánimo, tuvo una conversación báquica con cortesanos de su confianza sobre la forma de comer las croquetas. Gustaba el monarca de comerlas con pan, pero argüían los nobles que este era gran error, pues al estar rebozado el suculento manjar de pan rallado, ya llevaban pan, por tanto añadir más era caer en el pleonasmo, minorar el sabor e incluso ofender a las deidades.
Quedó disgustado de este diálogo el poderoso Mitrídates, ventrudo y noble, tenido por puro y justo por nuestro pueblo; y decidió llevar la consulta al oráculo. En la sagrada penumbra, preguntó bajo la llama que quemaba el pingüe aceite del sacrificio:
-Dios de los Diez Ojos y de los Colgantes Campanillos, ¿han de comerse las cloquetas con pan o sin pan?
La respuesta, solemne y profunda, del sacerdote en trance no dejó lugar a la duda:
"Si un rey Seléucida come croquetas con pan, morirá de muerte".
Esto dejó muy apenado y contrito al glorioso rey, de digestiones sólidas e inexorables, pues comer croquetas con pan era uno de sus mayores placeres. Y ya que los dioses no le habían hecho partícipe del espíritu bélico, ni de la afición por el arte o los saberes, ni aun del interés por mejorar la vida de sus súbditos... Privarse de tal manjar hizo que se le cayesen los campanillos al suelo.
Acordose entonces de Holofrestes, sabio a su servicio, que había estudiado en la mismísima Academia de Atenas. "Con que una ínfima parte de los saberes que en aladas palabras profiriera Aristóteles haya resbalado en la calva de Holofrestes y quedado allí en su cabeza cual el capullo mañanero retiene la gota de rocío, ya tenemos un gran sabio"
Esto pensaba el rey, quien hizo llamar al sabio y le expuso el problema con gran severidad.
-comprendo - dijo Holofrestes, de perspicacia afilada cual broncínea espada- quieres, gran rey, que piense en una forma de burlar tan cruel oráculo... Difícil lo veo... Te has acordado de la filosofía después de hablar con los dioses, y no antes... Poco podrá hacerse ahora... Pero déjame pensar el problema...
-gracias, sabio -dijo el rey- te he mandado preparar una docena de las mejores croquetas y un baño, que allí tienes listo.
-¿para qué?
-para que te bañes y se te ocurra la solución, ¿no hacéis eso los sabios?
Pero Holofrestes , como buen siervo de aquella corona, no era dado a baños, cosa que consideraba bárbara y perjudicial para la salud. Prometió ocuparse del tema y se despidió del monarca.
Una semana después volvió, alegráronsele los ojos al rey al ver la calva del sabio. Del cerco de los dientes de Holofrestes, escapáronse estas aladas palabras:
-considera, ¡oh rey de imponentes nalgas y tamañas deposiciones!, estas mis averiguaciones: comete simonía el sacerdote del templo [su nombre no ha trascendido ni llegado a nosotros, aunque Juvenal sí se refiere a él utilizando varios nombres que aplica a su madre, y que no reproduciremos aquí] , pues además de su oficio en pro de los dioses, tiene una empresa con la que provee de bechamel a esta casa real... Entiende, mi rey, entonces que si tú comes las croquetas con pan, consumirás menos bechamel de la que producen los artesanos del sacerdote. Si las comes sin pan, le harás por el contrario más gasto ..
Esto bastó al rey para mandar prender al sacerdote. Éste , lleno de terror, reconoció en el interrogatorio que existía la empresa, pero juró que el oráculo había sido la expresión del deseo del dios, al hacerse bajo el trance de hierbas habitual y con la sagrada aceite del sacrificio.
Nada le salvó de la muerte. Y su fábrica de bechamel pasó al patrimonio real.
Es aquí donde comenzaron las desgracias de nuestro reino, el acoso de los pueblos vecinos, las sequías, el nacimiento de niños deformes... Y la aciaga muerte del gran Mitrídates, rey de carnes blancas y rotundas.
Murió atragantado al comerse un enorme bocadillo de croquetas.
Holofrestes, el más sabio en muchos miles de estadios a la redonda, dijo, tras examinar seriamente el garguero real, que las croquetas eran de pollo.
El nuevo sacerdote no creyó , pues, conveniente sacrificar un gallo a las deidades y degolló un cordero en su lugar.

domingo, marzo 12, 2017

PROYECTO REGLERO (cuento)

-¡Señorita!
La cajera seguía pasando productos por el escáner mientras ladeaba la cabeza y miraba al tipo que se dirigía a ella.
-Las pastas Reglero – dijo aquél , mostrando una caja y un resguardo de compra – me vinieron con un solo piso.
La joven cajera mascaba chicle y miraba alternativamente al señor y a la caja de pastas, un poco aturdida, como intentando situarse. Finalmente paró en su tarea de autómata de pasar productos por el escáner de la caja, y con un bote de mermelada de cereza en la mano, dijo al cliente descontento:
-Te equivocas. Las pastas Reglero tienen un solo piso.
-¿Desde cuándo? ¡Será desde hace muy poco!
-Desde siempre... las que tienen dos pisos son las Cuétara. Y no puedes devolver eso, porque ya está abierto y “semiconsumido”. Si quieres pasar adentro y hablarlo con la encargada...
Y así lo hizo . Habló con la encargada, que tenía unos cuarenta , el pelo teñido con vetas y un piercing en la nariz. Pero le dijo lo mismo que la cajera (y con el mismo tuteo irrespetuoso): Las Reglero tenían un piso, las Cuétara dos. Y eso era así desde siempre. Y el producto estaba en buen estado y empezado. no cabía la devolución.
-¡No! ¡Desde siempre no! - dijo levantando algo la voz y resoplando como El Toro, el personaje de dibujos animados de la Warner.
Y salió del supermercado enfadado y a paso tan ligero que casi embiste el cristal de la puerta automática, que se abría a duras penas. La cajera le miró alejarse y arqueó las cejas, sin dejar de mascar chicle ni de pasar envasados por el escáner, cumpliendo en todo momento su nada desdeñable ritmo de treinta y cinco productos por minuto.
* * *
El Anciano entró en su casa murmurando y echando pestes y repitiendo: “¡me van a decir a mí que...!”.
Se había comprometido a no volver a hacer lo que iba a hacer. Pero era absolutamente necesario. Necesitaba comprobarlo. Aquello sería como su Ultima Ratio.
Bajó al sótano, dejó la caja de pastas sobre un mueble viejo. Luego levantó un par de grandes sábanas que hacían de cubre-polvo y que tapaban montones de periféricos, un entramado de cables , varios ordenadores en serie. Encendió el viejo equipo informático. Durante unos minutos se llenó la penumbrosa sala de lucecitas LED y de beeps de confirmación. Mientras, el viejo se había desnudado y se untaba el cuerpo groseramente con un gel rosado y con grumos que sacaba de un bote del tamaño de uno de pintura.
Cuando se hubo ungido del todo, metió en el bote del fluido rosáceo una cinta para el sudor como la que usan los tenistas, y tras asegurarse que estaba bien embadurnada, se la colocó en la frente.
Tecleó dos comandos en el ordenador principal , y en el viejo monitor verde apareció una secuencia numérica. Se dirigió entonces a una pequeña nevera ( o eso parecía al menos) que había en el fondo del cuarto, la abrió, se introdujo dentro como pudo y cerró. Una vez dentro se cubrió con la cinta de tenis los ojos segundos antes de que un súbito fogonazo eléctrico lo evaporase y desapareciese como si estuviese representando un trillado truco de magia.
-¡Me van a decir a m...!
* * *
El supermercado estaba vacío. Por eso la chica de la caja aprovechaba, pistola de precios en mano, para etiquetar productos. Le gustaba decir que era la más rápida a este lado del Missouri mientras soplaba el extremo de la etiquetadora , y hacer duelos a pistola con su compañero adolescente. Pero en este turno estaba sola. Bueno, ella y el encargado. Circunspección y nada de bromas pues.
-Hola, Lucía. No tengo mucho tiempo. Oye, ¿Las pastas Reglero en dónde las tenéis?
-Tercer pasillo al fondo. Cafés y desayunos.
El viejo que acababa de entrar en la tienda la había llamado por su nombre. Vestía pantalones de pana y jersey de lana. Ella no tenía ni idea de quién era, aunque la cara le resultaba conocida. Pero eso no era extraño en absoluto. La caja registradora imprimía los tickets y se podía “programar” para que incluyera el nombre de las cajeras. Y la fecha. (¡El no va más!). A este encargado le gustaba estar al día en todo eso. Por eso muchos clientes del supermercado conocían el nombre de la muchacha, aunque ella no conociera el de casi nadie. Los tickets de hoy traerían al final una coletilla que diría: “Le atendió Lucía. Supermercado Califrés, grupo IFA, 12 de marzo de 1989”.
La joven siguió disparando a los azulados botes de Nivea sin compasión, que eran pocos y cobardes. A los pocos segundos , aquel tipo extraño ya estaba en la caja esperando a que le cobrase, bajo el póster de Danone en el que un perro parecido al Patán de los Autos Locos pero difrazado de mago, decía en un bocadillo de tebeo: “¿Se puede pinchar un globo sin que explote?”; el perro sujetaba un globo inflado en una mano y un alfiler en la otra, la capa de mago ondeando detrás.
-Venga, niña, venga, venga, ¡que hay prisa!.
La compra consistía en una caja de pastas Reglero (Lucía tecleró el precio), y un bote de cristal de 400 gramos de mini-salchichas Purlom (tecleó el segundo precio). Mientras realizaba esta segunda acción el viejo dijo, como si se disculpara de algo:
-Ya, ya, ya sé que no debería,,, ¡pero las Purlom estaban tan ricas!, ¿eh? ¿eh?
-Trescientas setenta y cinco – dijo Lucía.
-Ahí te van quinientas, y quédate el cambio, bonita.
Lucía, sorprendida, le dio las gracias ( ¡veinticinco duros!) , y aunque por norma no se podían aceptar propinas, se hizo un poco la loca. Al fin y al cabo el súper estaba vacío y el encargado estaba en la garita hablando por teléfono.
El viejo miró la hora. Suspiró antes de salir, y se paró en seco antes de abrir la puerta.
-Lucía, escucha... quería hablarte de... de la importancia de introducirse paulatinamente en el agua para evitar el mal llamado "corte de digestión", que en realidad es un shock muy grave debido al cambio brusco de temperaturas y tiene poco que ver con la digestión... , ¿te parece?
-¡Ah, ya sé quién es usted...! - dijo Lucía con una sonrisa, dibujándosele sendos hoyuelos en las mejillas, admirable rostro juvenil bajo el cardado pelo de oro - ya decía que me sonaba... usted ha venido más veces. ¿está enfermo o algo? Se le ve como bastante más envejecido que la última vez que vino, hace meses ya... Está de paso, verdad? No es del pueblo, porque su cara no me suena a alguien del pueblo... ¡Sí, jaja,pero le recuerdo porque siempre me habla del corte de digestión! . Es usted más gracioso... ¿es viajante de medicamentos o algo así? Pues que sepa que los visitadores médicos no me caen muy bien, jaja, ¡siempre pasan ustedes delante de los enfermos!..
Una nube triste arrugó y enturbió la frente del viejo, y salió del supermercado suspirando tras despedirse de la muchacha . Miró su reloj. Apenas tenía tiempo ya...
Al salir se dirigió con paso rápido a una casa abandonada de las afueras. El ordenador tenía programado el punto de extracción en unas coordenadas de espacio y de tiempo específicas. Aún tenía que despojarse otra vez de aquella ropa circunstancial y aplicarse el fluido... Pero no se pudo resistir. La Verdad muchas veces lucha por salir atropellando a la Paciencia. Mientras seguía caminando, abrió la caja con brusquedad. Rompió el lacre rojo de la delgada hoja de papel blanco que en aquella época envolvía a las Reglero librándolas de la humedad , y que estaba bajo el vistoso cartón (delgado papel, no plástico como más tarde sería). Varias personas se volvieron a mirar a aquel extraño y nervioso sesentón a quien unas galletas que acababa de comprar se le cayeron por el suelo, cuando enfadado gritó a la nada:
-¡Me cago en Dios!. ¡Era uno!

miércoles, febrero 01, 2017

NO ES ASUNTO BERBIQUÍ .

Por Orfelia Juárez.

(artículo sonsacado del Dominical del 30/01/2017, revista semanal publicada con El Ojo de Guanajuato)

Las vidas conyugales de millares de mexicanos pueden estar en entredicho. Un problema silencioso y subjuntivo pone a los matrimonios de nuestra nación ante un amargo problema que nomás hoy comienza a ser comprendido en su completitud.

No podemos amarnos físicamente”

Mariana C. (nombre supuesto) vive con su marido y sus tres hijos chicos en el Barrioalegre de la capital del Estado. Es auxiliar de vuelo de 37 años de una importante aerolínea. Su esposo Álvaro Medina (nombre igualmente falsificado) , de 42, es jefe de ventas de una famosa marca de televisores. Puede decirse que son de clase alta. Y sin embargo su vida conyugal se ve amenazada por un problema chabacano y terrible que afecta al 15% de las parejas mexicanas.

Empezamos a darnos cuenta del problema, al poco de enamorarnos. Pero ha sido con la llegada de los niños con lo que hemos dejado de mantener relaciones amorosas, por reparo. No podemos amarnos físicamente.”, explica Mariana.

El problema del que nos habla el matrimonio Medina, es el desdichado VOI ( de las siglas Ventoseo Orgásmico Involuntario), y que afecta según estimaciones, a un 15% de los varones adultos mexicanos. “Consiste -nos explica Julio Fuensales, especialista en proctología y sexología de la UNAM- en violentos movimientos espasmódicos en la zona perianal al producirse la eyaculación que implican la deliberación parcial del esfínter y la salida del gas en un proceso arrebatado y ruidoso, desagradable”. “es un problema venial – nos sigue explicando el doctor – desde el punto de vista somático, pero que implica alteraciones en la psique de la pareja, al alejar el romanticismo y convertir la relación amorosa en algo vergonzoso y proscrito”

La violencia sonora no es connatural al amor”.

Conocemos testimonios de mujeres que han renunciado a las relaciones amorosas al encontrarse la primera vez con una estampida orgásmica (como llamó al VOI Segismundo Froid), y no han conseguido superar al miedo al varón”, nos explica el doctor Fuensales; aunque en el caso de Mariana y Álvaro es por los niños: “el mayor de nuestros chamacos tiene ya 8 años, y no podemos mantener relaciones sexuales estruendosas , pues nos oirían y podríamos causarles un trauma”

La respuesta hay que buscarla en el DNA que fue legado por los españoles. Se sabe que nuestros vecinos del Norte no padecen este problema; y sí en otros países de habla hispana, aunque las autoridades minoricen e incluso silencien el problema. Dos genes, el ped-0 y el ped-1 parecen implicados en la descarga de neurotransmisores que provoca el espasmo. Se da la casualidad que quienes expresan el ped-0 suelen ser personas además que tiene procesos digestivos más complicados y que les llevan a acumular gases, lo que es un coadyuvante en el problema.

Acompañamos a Álvaro mientras es monitorizado con un farragoso aparataje que mide su actividad sexual, y que le ha sido impuesto por el doctor Fuensales , para datar la magnitud del problema. En el Hospital General de México pide que se introduzca en una pequeña sala y realice una masturbación. Desde la sala de espera somos testigos de la magnitud del problema. A los quince minutos de dejar a Álvaro en sus labores autogesticulantes, escuchamos la tremenda estampida que nos hace sorprendernos e involuntariamente hacernos unas persignaciones. Varias personas que hay a nuestro lado, y que no saben de qué viene el ruido, exclaman con júbilo: “¡Viva el Cinco de Mayo!” o “¡Puebla no se rinde!”

Difícil Solución.

Las más modernas técnicas médicas no logran dar con el tratamiento adecuado a tan proceloso problema. La efectividad de las mismas también está puesta en entredicho:

la cirugía no es aconsejable – nos explica el doctor Fuensales-; en los años setenta se intentaron operaciones que instalaban un puerto de escape artificial, similar a la salida de gases de un cohete convencional. Pero resultó el remedio peor que el propio mal.”

Otra opción – prosigue el doctor- pasa simplemente por taponar el ánodo del varón antes de mantener el coito. Pero esta opción ni siquiera la consideramos los médicos, pues los mexicanos tenemos pundonor y hombría. Es nuestra forma de ser.”

Una tercera opción es reducir drásticamente la ingesta de verduras, frejoles y sodas durante horas antes al acto amoroso. La cantidad acumulada de gas sería menor y mayor por tanto la probabilidad de que la estampida se vea reducida a una mera anécdota”.

Sea como fuere, es un problema serio, no es un problema berbiquí” sentencia finalmente el doctor.

Alvarito (nombre presupuesto) , de 8 años, es el mayor de los niños del matrimonio Medina. En su habitación hay colgados dibujos infantiles. Varios de ellos representan explosiones y monstruos. Alvarito micciona su cama casi cada noche, según nos ha contado él mismo, con cara contrita.